Un paseo por México y sus cenotes

En diciembre… Boozos vuelve a México! Será nuestra tercera visita, lo que ya le otorga la clasificación de “destino habitual”; ¿nos acompañarás a la próxima?

Todavía no hemos cerrado el plan para esta nueva visita… no sabemos si repetiremos cenotes, o sólo haremos algunos nuevos… pero no sabemos cuáles. ¿Alguna recomendación? Lo que sí tenemos claro es que este año toca ir a ver a los tiburones toro!!

Os dejamos un vídeo “resumen” (comillas irónicas 😉 ) de nuestras últimas inmersiones y visitas, donde podréis ver algunas imágenes de los cenotes que visitamos en agosto 2014, y a continuación tenéis un repaso a cada cenote.

 

  • The Pit: Tras un rápido descenso a más de 40 metros, arranca una progresiva subida que desemboca en un impresionante cilindro de luz tras doblar un recodo (es lo que llaman “la sorpresa”). En el fondo se puede apreciar una nube similar a la del Angelita, desde donde inicias un ascenso en espiral por la enorme caverna, hasta la parada de seguridad rodeado de espectaculares estalactitas.
the_pit

Los buceadores parecen minúsculos en esta enorme caverna

  • Pet Cemetery: cenote somero con profundidades de menos de 10 metros en la mayor parte del recorrido. Requiere un buen control de la flotabilidad dado es un cenote muy decorado y se accede a varias zonas con estalactitas, estalagmitas y columnas, y la extraordinaria transparencia del agua genera efectos espejo que pueden llegar a despistar. Su nombre hace referencia a los huesos que podemos encontrar por el recorrido; a pesar de los juramentos de nuestro guía, dudamos mucho de que sean muy antiguos… tiene pinta de que son sustituidos periódicamente para seguir atrayendo a los buceadores. Conociendo el respeto de algunos por los fondos y lo que hay en ellos, seguro que desaparecen cada cierto tiempo.
Algunos restos fosilizados presentes en Pet

Algunos restos fosilizados presentes en Pet

  • Dos Ojos: Uno de los más populares y amplios sistemas (con más de 60 km), los forman dos cenotes de aguas absolutamente cristalinas y turquesas conectados entre sí. Cuenta con 4 líneas permanentes que configuran 2 rutas diferentes que arrancan y terminan en el “ojo” del este, y que se pueden bucear en ambas direcciones. Cuenta además con una “Bat Cave” iluminada donde puedes sacar la cabeza, quitarte el regulador y pasar unos minutos observando a los murciélagos que viven en ella.
El cenote Dos Ojos es uno de los más populares de la zona

El cenote Dos Ojos es uno de los más populares de la zona

  • Kukulcan: Este cenote nos muestra uno de los espectáculos de luz más llamativos que nos hemos encontrado, con una cortina turquesa que varía de intensidad según el sol aparece o se oculta si hay nubes. La transparencia del agua llega a permitir ver la jungla del exterior en las zonas particularmente someras.
Una cortina de luz te acompañará buena parte del camino

Una cortina de luz te acompañará buena parte del camino

La selva se funde con el cenote en algunos tramos

La selva se funde con el cenote en algunos tramos

  • Chac Mool: Otro espectáculo de luz, que cuenta también con una haloclina muy marcada que genera hipnóticos efectos cuando la atraviesas, así como una cúpula a mitad de camino donde tomarse un respiro, pararse a contemplar distintos fósiles, o las raíces de los árboles de la superficie que se aferran a las estalactitas presentes. A mitad de recorrido cruzas una sala donde se pueden apreciar inmensos bloques de piedra que pertenecían al techo de la sala y ahora están destrozados sobre el suelo… inevitablemente la cruzas pensando “¿cada cuánto… cae… un trocito?”.
buceo_cenote_chacmool1

Otro cenote muy concurrido por su facilidad de acceso y enorme atractivo

  • Ponderosa (Jardín del Edén): A pesar de su escasa dificultad, ojo con “ir a echar un vistazo”; hay zonas muy peligrosas donde no es difícil perderse sin la preparación adecuada… las señales dejan claras las consecuencias! Como curiosidad os diremos que nos advirtieron de la posibilidad de encontrarnos en este cenote con alguna anguila, que parece que para los antiguos mayas era una señal de inmensa suerte… y nos la encontramos justo al terminar la inmersión! De inmensas riquezas no decían nada, desgraciadamente…
¿Queda claro? Pues eso...

¿Queda claro? Pues eso…

La anguila que atrae a la suerte según los mayas (min 12:15 del vídeo)

La anguila que atrae a la suerte según los mayas (min 12:15 del vídeo)

  • Tajma Há: a los pocos minutos de sumergirte en la pequeña media luna transparente de la superficie de este cenote, penetras en un oscuro túnel donde a lo lejos puedes ver lo que parecen rayos láser que atraviesan la oscuridad desde el techo. También podremos encontrar diversos fósiles por el recorrido, así como otra de las populares “bat caves”.
Los famosos rayos láser de Tajma Há

Los famosos rayos láser de Tajma Há

En algunas zonas parece que estés en la salida de una cueva en superficie

En algunas zonas parece que estés en la salida de una cueva en superficie

  • Angelita: uno de los cenotes más famosos, cuenta por igual con muchísimos admiradores… y detractores. No cabe duda de que es un cenote “diferente”, sin mucho más atractivo que la nube de ácido sulfhídrico (sulfuro de hidrógeno) proveniente de la descomposición de materia orgánica, principalmente los árboles que caen desde la selva… pero sólo esa experiencia bien vale una visita. La nube se encuentra a unos 30 metros, pero ya a mitad de descenso te encuentras con un escenario de película de Tim Burton, con árboles que surgen de un fondo sin límites definidos. Atravesar la nube y su olor a huevo podrido te lleva a una inmersión nocturna en toda regla, en medio de una cerrada oscuridad y ramas de árboles de lo que parece un tétrico cementerio….
The Walking Dead en Angelita

The Walking Dead en Angelita (minuto 19 del vídeo)

  • Manatí (Casa Cenote): muy fácil y poco profundo (no más allá de siete metros), situado cerca de una zona residencial por lo que es muy normal que tengas que entrar apartando bañistas. Es una zona de manglar con fauna tanto de agua dulce como salada dado que desemboca en una laguna que da al mar por donde accedían los manatíes que le dan nombre.
Cenote abierto que desemboca en el mar

Cenote abierto que desemboca en el mar

 

¿Qué cenotes te gustan más? ¿Alguna recomendación, algún cenote que no debamos perdernos?

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *